En distintos rincones del mundo, podemos encontrar imponentes construcciones y maravillosos lugares, capaces de seducir a todo aquel que se aproxime. Este es el caso de la Gran Muralla China. Una megaestructura milenaria de 21.000 kilometros, en el seno del continente asiático, en torno a la cual se construyen infinidad de leyendas y misterios. En el año 1987, la muralla fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

La Muralla China constituye una de las construcciones arquitectónicas más impresionantes y antiguas del mundo. Su construcción tomó más de 2.000 años, ya que el inicio se remonta al siglo VIII antes de Cristo y su conclusión al siglo XVII. Millones de personas trabajaron en el levantamiento de la estructura. A través de los siglos, los distintos gobernantes chinos continuaron las obras de construcción y ampliación de la muralla.

Durante siglos, el resto del mundo no tenía permitido atravesar la muralla, debido al gran celo de las autoridades chinas. No fue sino hasta el siglo XVII que se le permitió el acceso a algunos exploradores europeos. Esto ha causado intriga globalmente, ya que las personas se preguntan ¿qué se escondía con tanto celo detrás de la muralla?, ¿qué temían las dinastías chinas?

El papel de la Dinastía Ming

Si bien distintas autoridades de China, habían invertido esfuerzos en la construcción de la muralla, la Dinastía Ming jugó un papel fundamental. Con la finalidad de defender sus fronteras, edificaron nuevamente alrededor de 7.000 kilómetros de la muralla. A diferencia de las construcciones del pasado con base en tierra, utilizaron piedra y ladrillo como materia prima. Aunque mucho más costoso, este sistema fue mucho más resistente ante condiciones climáticas y perdurable en el tiempo.

Emperador de la Dinastía Ming

Emperador de la Dinastía Ming

La parte oscura de la muralla

Aunque por su imponente estructura y la calidad de su construcción la muralla ha despertado cientos de elogios, también trae consigo elementos cuestionables:

  • Su construcción era prioridad del gobierno chino y por lo tanto demandaba una gran inversión monetaria. Esto hizo que otros aspectos sociales fueran descuidados y que a la larga la población sufriera las consecuencias.
  • Los militares encargados de la custodia de la muralla, enfrentaban condiciones climáticas extremas, así como hambre y grandes carencias económicas. Pasaban años sin retornar a sus hogares y vivían aislados de la vida cotidiana.
  • Las autoridades gubernamentales constantemente demostraban desconfianza hacia los efectivos militares que custodiaban la muralla. Se les acusaba de ser cobardes, temer a los mongoles, no combatir a los invasores y hasta de no informar cuando divisaban ejércitos acercándose.
  • Se cree que los cadáveres de los trabajadores caídos durante la construcción, así como los de los enemigos, fueron incorporados en la construcción de los muros para intimidar a aquellos que tuvieran intenciones de avanzar.
  • Una vez establecida la Dinastía Quing y los cambios políticos que se derivaron, la presencia del ente defensivo ya no era tan imprescindible. Las autoridades permitieron a los habitantes de poblados cercanos, extraer bloques y materiales de construcción de la muralla para construir sus viviendas. Esto echó por tierra el trabajo y las inversiones realizadas por años, al tiempo que contribuyó con el deterioro de grandes tramos de la muralla.

Muralla tenebrosa

Curiosidades acerca de la Gran Muralla

  • Fue escenario de distintas guerras. La última tuvo lugar en el año1938.
  • El punto de mayor altura en la muralla está en la montaña Heita, aproximadamente a 1.500 metros sobre el nivel del mar.
  • Batió un récord en la recepción de turistas, al recibir unos ocho millones en un único día.
  • Durante años, se afirmó que la Muralla China era la única construcción de la tierra que podía verse desde el espacio.
  • Anualmente tiene lugar en la muralla un maratón y un festival musical.
  • Muchos tramos de la muralla han desaparecido y han sido desvalijados por personas que reutilizan los materiales en sus casas.
  • La muralla ha sido blanco de vandalismo y múltiples grafitis.
  • Fue vista como una representación del totalitarismo de la República China.

La muralla en el imaginario chino

Poema de la muralla

El emperador Yangdi, a principios del siglo VII, compuso un poema que reflejaba las más profundas preocupaciones chinas alrededor de la muralla:

El viento otoñal levanta gemidos,
mientras marchamos muy lejos miles de millas.
¿Marchando miles de millas con qué fin?
A través del desierto reconstruimos la Gran Muralla.
Pero ésta no fue idea nuestra,
fue construida por sabios emperadores del pasado:
Establecieron aquí una política que durará miles de siglos,
para asegurar las vidas de sus millones de súbditos.
¿Cómo podríamos, pues, evadirnos de estas preocupaciones,
y descansar en paz, despreocupados, en la capital?