Entre la gran variedad de monstruos, criaturas, fantasmas, bestias y diversas entidades dentro del mundo de lo extraño hay algunas figuras que se destacan por ser particularmente diferentes. Este tipo de criaturas parecen ocupar su propio reino dentro de lo raro, que se extiende más allá de lo inexplicable hacia un territorio habitado por cosas que desafían una clasificación “simple”. Un claro ejemplo de esto son los gnomos.

Existen diversas criaturas que sólo pueden describirse como seres de cuentos de hadas, entidades que parecen haber salido directo de las páginas de nuestros libros hacia el mundo real. Unas de las criaturas de cuentos de hadas cuyos avistamientos han sido ampliamente reportados son los gnomos, y existe un número bastante considerable de testigos de su existencia.

En muchos de estos casos, el término “gnomo” ni siquiera es un apodo para referirse a un pequeño humanoide no identificado; sino que denota un gnomo literal, como salido de una historieta, con gorros puntiagudos, barbas y ropa muy al estilo…bueno, de gnomo.

Si bien el origen de estas criaturas está basado en la superstición de pueblos antiguos, muchos expertos los consideran como protectores de la tierra que viven escondidos en bosques, selvas, desiertos e incluso jardines. Estas criaturas parecen usar para su diversión propia el peor miedo que tienen los humanos: el miedo a lo desconocido; apareciendo y desapareciendo a su antojo y dejando a muchos en un estado constante de pánico y confusión.

 

Sebastián Polizar

 

gnomos-encuentros-reales-02

Un informe extraño proviene de un testigo que acababa de mudarse a Puerto Rico con su madre cuando tenía 17 años. Afirmó que un día cuando iba a tomar una ducha escuchó al perro de la familia ladrando frenéticamente. Parecía que el perro estaba muy agitado por algo, así que el testigo salió de la ducha para echar un vistazo por la ventana, donde vio algo mucho más extraño de lo que esperaba.

Allí en el patio, al acecho detrás de un árbol, estaba lo que el testigo describió como un hombre diminuto vestido completamente de blanco, con un sombrero blanco en forma de cono y zapatos blancos y puntiagudos. El extraño hombrecillo aparentemente miró al testigo por un momento y procedió a desaparecer en el aire. Unos días más tarde, la extraña criatura volvió a aparecer, esta vez fuera de la ventana del jóven.

El extraño hombrecillo entonces sonrió y desapareció de nuevo hasta unos días más tarde. Esta vez el testigo intentó comunicarse con él, preguntándole cómo se llamaba, a lo que sorprendentemente el hombrecillo respondió que su nombre era “Sebastián Polizar”. Las cosas se habían vuelto tan increíblemente extrañas que el testigo, que hasta ese momento no le había mencionado el incidente a otra persona, le contó a su madre, quien, por supuesto, no le creyó.

El joven entonces llamó al gnomo por su nombre y este apareció de la nada justo delante de ellos, haciendo que la madre del joven entrara en estado de shock. Según los informes, este gnomo seguiría haciendo apariciones regulares alrededor de la casa y en el patio hasta que la familia se mudó.

 

El gnomo burlón

 

gnomos-encuentros-reales-03

Otro caso de una familia que fue acosada por un gnomo tiene un tono más terrorífico. La historia comienza con una mujer conocida como Tammy, que se mudó con sus tres hijos a una granja rural cerca de la ciudad de Porterville, California, justo al lado del río Tule, alrededor de 2004.

Las cosas se volvieron extrañas casi de inmediato; Tammy afirmó que a menudo se sentía observada, pero nunca había nadie alrededor durante esos episodios. No tardó mucho en darse cuenta que este fenómeno sucedía con mayor frecuencia y más intensidad cuando estaba cerca del granero, que se encontraba en un rincón aislado de la propiedad de 100 acres.

De hecho, en los días siguientes el granero tomó una atmósfera siniestra, parecía emanar un aire frío y asustar a los animales de la familia, incluyendo perros, gatos, pollos, pavos e incluso un pato. Aunque tendían a vagar por toda la propiedad, ninguno de estos animales se acercaba al granero. De hecho, Tammy observó que ninguno de los animales de los vecinos, de los vagabundos, o la fauna silvestre se acercaba al lugar.

Los perros a veces se volvían locos por el granero, ladrando y llorando angustiadamente aunque nadie estaba allí. A veces se oían ruidos extraños provenientes del interior del establo, que sonaban como gruñidos y chillidos. Tammy afirmó que empezó a notar que varios de sus animales habían comenzado a desaparecer sin dejar rastro, y se sospechó inmediatamente que el amenazante granero tenía algo que ver con ello.

 

El primer encuentro

 

gnomos-encuentros-reales-04

Una noche Tammy regresó de la ciudad con su hijo y estacionó su automóvil, pero cuando salió del vehículo y fue a sacar algunos víveres del maletero, afirmó que vio un movimiento fugaz en la periferia de su visión.

Cuando miró hacia arriba no había nada allí, y volvió a descargar los víveres, pero casi inmediatamente hubo otro movimiento, esta vez puntuado por una risa insidiosa. De pie, a unos 50 metros de distancia, estaba lo que ella describió como una criatura humanoide de unos 3 pies de alto, que llevaba una barba y unos pantalones negros holgados, una camisa de color dorado y un gorro rojo puntiagudo.

Por un momento permaneció allí mirándola a ella y a su hijo con ojos profundos, como si los estuviera estudiando, pero entonces las cosas tomaron un giro siniestro. El gnomo les dirigió una espeluznante sonrisa de oreja a oreja, sus dientes eran gruesos, marrones y puntiagudos. Tenía una nariz bulbosa y ojos grandes y profundos. Tammy entonces hizo lo más razonable, corrió hacia la casa con su hijo.

Tammy y su hijo entraron en la casa y cerraron la puerta. Mientras, en algún lugar afuera el extraño hombrecillo seguía riéndose, y hubo un movimiento en la ventana. La familia aterrorizada miró hacia fuera y cuando se acercaron a la ventana pudieron ver la parte superior del gorro rojo, lo que era extraño considerando que esta ventana en particular estaba situada alrededor de 8 pies sobre la tierra. Tammy cerró las persianas, alejó a sus hijos de la ventana y esperó hasta que la cosa finalmente se alejó.

Esta sería la única interacción directa con el gnomo, pero Tammy oiría ocasionalmente esa misma malvada risa que emanaba del granero.

 

El huésped del viejo granero

 

gnomos-encuentros-reales-05

Curiosamente, este no es el final de la historia. Tammy y su familia eventualmente se mudaron y una nueva familia llegó a la casa en el 2010. Esta nueva familia también se dio cuenta inmediatamente de que algo extraño sucedía en el viejo granero. Una madrugada, la pareja se despertó por el sonido de un “canto ronco y gorjeante”, que los asustó.

Cuando miraron por la ventana pudieron ver de pie junto al estanque de la propiedad a una criatura de alrededor de 3 pies de altura, con pantalones color marrón y una camisa amarilla holgada con un chaleco oscuro. El hombrecillo tenía una barba gruesa y gris y un sombrero rojo alto y puntiagudo. Los ojos del ser eran pequeños y negros, y sus dientes eran descoloridos y afilados, hasta el punto de parecer casi rotos.

La criatura parecía saber que estaba siendo vigilada, y los miró directamente antes de agarrar uno de los caros peces koi con los que habían llenado el estanque y meterlo en su boca con alegría. El marido supuestamente le gritó que se fuera y la criatura le enseñó el dedo antes de salir corriendo mientras se reía. Cuando se examinó el área más tarde se encontró un conjunto de huellas que eran aproximadamente del tamaño de las de un niño.

 

El gnomo malcriado

 

gnomos-encuentros-reales-06

‘Gnomo triste’ por TylerEdlinArt en DeviantArt

Al gnomo aparentemente le gustaba mucho el estanque, porque fue visto allí numerosas veces, siempre alrededor de las 3 de la mañana y a menudo comiéndose los peces. También parecía divertirse jugando con las decoraciones de gnomo del jardín. Enojado con este extraño intruso, el marido removió los adornos del césped y los peces del estanque, lo que causó que el gnomo hiciera una pataleta una noche, pisoteando y gritando en un lenguaje burlón y extraño.

El hombrecillo saltaba alrededor de la casa golpeando las paredes y forzando las puertas cerradas por la noche antes de que la familia se hartara y se mudara. Lo interesante de este caso es que esta familia no tenía idea de que la familia anterior había experimentado un incidente similar.

 

Devorado por animales

 

gnomos-encuentros-reales-07

Un reporte más antiguo de un encuentro con gnomos sucedió en 1913 en Farmersville, Texas. El testigo, Silbie Latham y sus dos hermanos estaban trabajando en su granja de algodón cuando sus perros comenzaron a ladrar y gruñir en la distancia. Los hermanos no le prestaron atención al inicio, pero los ladridos y los gruñidos se volvieron cada vez más intensos y caóticos hasta que decidieron ver lo que perturbaba tanto a los animales.

Cuando el más viejo de los hermanos, Clyde, fue a echar un vistazo, gritó a los demás que podía ver que los perros estaban siendo molestados por un “hombrecito”. Cuando los demás se acercaron a la escena se encontraron con un diminuto humanoide de alrededor de 18 pulgadas de alto, con tez de color verde oscuro y un sombrero grande y puntiagudo. No parecía tener zapatos ni ropa. Su cuerpo parecía un traje de goma, incluyendo el sombrero. La criatura estaba quieta, asustada por los perros.

Al parecer, los perros devoraron a la pequeña criatura, desgarrándola. Al día siguiente, cuando los hermanos fueron con sus padres al lugar, los restos habían desaparecido.

 

Encuentro cercano en Argentina

 

Image result for gnome argentina

Captura de vídeo

Estados Unidos no es el único lugar donde se han producido tales encuentros, y un lugar que parece haber sido plagado por gnomos en los últimos años es Argentina, donde son llamados duendes y tienen una fuerte presencia en el folklore de la región. En 2008, el pueblo argentino General Guemes, en la provincia de Salta, Argentina, fue acosado por un extraño humanoide que supuestamente llevaba un sombrero alto y puntiagudo y caminaba de lado.

Muchos de los lugareños informaron haber visto la criatura de noche y en las primeras horas de la madrugada, hasta el punto en que los residentes estaban en un estado de pánico. Y de hecho, el jefe de policía de la ciudad, el Comisario José Luis Núñez, dijo haber visto una criatura así en su niñez.

De todos los informes, tal vez el más dramático fue el de un joven que afirmó haber capturado al ser en vídeo. José Álvarez informó al diario argentino El Tribuno que él y sus amigos vieron a la pequeña criatura una noche mientras charlaban sobre un viaje de pesca que acababan de realizar. El video muestra a los jóvenes charlando animadamente antes de ver a un extraño humanoide con sombrero moviéndose a través de la calle de una manera lateral, antes de que la escena se convierta en gritos de pánico y terror. Puedes ver el vídeo aquí.

¿Seres inofensivos?

Estos son solo algunos encuentros con gnomos o duendes, pero existen miles de reportes que vienen de todas partes del mundo. Hay que resaltar que, hasta ahora, todos los encuentros han sido inofensivos. Los reportes de sus risas y voces burlonas parecen indicar que estos seres disfrutan en gran medida con el pánico que ocasionan. Quizá están tan aburridos de proteger los secretos de la tierra que su única fuente de entretenimiento son los fácilmente asustadizos seres humanos.

Para mas articulos relacionados click AQUÍ 

-http://www.noautorizado.com/