En nuestra cultura existe la creencia de que hay películas, vídeo juegos y últimamente series, que pueden llevar a una persona a cometer los más terribles crímenes, desde asesinatos hasta el propio suicido. La música, como toda forma de arte, puede tener un profundo impacto en la psique y las emociones humanas, pero ¿puede una canción realmente incitar a alguien a quitarse la vida?

En Hungría lo creen así. Muchos especulan que hay una pieza musical particular que tiene algún tipo de maldición y que, quien la escucha estando bajo ciertas circunstancias en su vida, recibe un empujón para terminar con ella. Otros simplemente creen que es coincidencia que una serie de suicidios puedan ser conectados gracias a una pieza musical.

La canción que conecta todas esas muertes es “Gloomy Sunday”, una balada sobre un amor perdido que suena inofensiva pero que se ha cobrado varias vidas desde su estreno en 1933.

ORIGEN DE LA CANCIÓN

 

 

Rezső Seress era un compositor de 34 años luchando por ganarse la vida. Algunos dicen que vivía en París, otros en Budapest. Cuando su novia lo abandonó, Seress entró en una severa depresión y escribió la melodía que más tarde se convertiría en “Gloomy Sunday”. Esta melodía fue acompañada por la letra del poeta Laszlo Javor.

En un principio Seress había escrito una letra sobre los horrores de la guerra y había titulado la canción “Vége a világnak”, El Mundo se está acabando; pero luego Javor la cambió para convertirla en una balada “corta venas”, literalmente.

Cual sea el caso “Szomurú Vasárnap” o Triste domingo, como fue titulada la versión final, no tuvo mucho éxito en su lanzamiento. Pero dos años después, una versión de Pál Kálmar fue vinculada a una racha de suicidios en Hungría. La canción, supuestamente, fue prohibida en las estaciones radiales del país.

Como en todo fenómeno sensacionalista, América también quiso ser parte de esta historia. Los compositores Tin Pan Alley y Sam M. Lewis, y el letrista teatral Desmond Carter escribieron sus propias traducciones al inglés. Fue la versión de Lewis, grabada en 1936 por Hal Kemp y su Orquesta, la que atrapó al público.

LA LETRA

 

En la letra original de “Gloomy Sunday”, el cantante le pide a su amante muerta que se una a él en su propio funeral. La canción alude claramente al suicidio. El cantante anhela estar con su amada, incluso después de la muerte y parece tomar cartas en el asunto para llegar a ese punto. He aquí la letra del segundo verso:

 

Lúgubre domingo, paso el día con sombras

Mi corazón y yo hemos decidido terminar con todo

Pronto habrá velas y oraciones tristes, lo sé

No dejes que lloren, hazles saber que estoy feliz de partir

La muerte no es un sueño, pues en ella te acaricio

Con el último suspiro de mi alma te bendeciré

Lewis hizo una concesión a la comercialidad al remover el tercer verso que irradiaba un rayo de luz en la oscuridad de la canción. Decía así:

Soñando, solo estaba soñando,

Me despierto y te encuentro durmiendo en el fondo de mi corazón, querida.

 

En 1941, Billie Holiday grabó la versión definitiva de “Gloomy Sunday”. Hoy en día la canción tiene más de 70 versiones, incluyendo las de reconocidos artistas como Ray Charles, Elvis Costello, Sarah Brightman y Björk.

 

LAS MUERTES

 

Tumba de Rezsö Seress

Tumba de Rezsö Seress

Al menos 18 muertes por suicidio fueron vinculadas a “Gloomy Sunday” en Hungría. En el artículo de la revista TIME “Music: Suicide Song”, publicado el 30 de marzo de 1936, el autor describe varios de los suicidios.  Dos personas se dispararon mientras escuchaban a una banda tocar la canción en vivo y varias murieron mientras la escuchaban.

En Viena, una adolescente se ahogó a sí misma con la partitura de la canción en sus manos. Por otro lado, En Budapest, un zapatero llamado Joseph Keller dejó una nota en el lugar en que se quitó la vida con un trozo de la letra. Y en Londres, una mujer sufrió una sobredosis mientras escuchaba una grabación de la canción una y otra vez.

Los reportes de suicidios también empezaron a surgir en Estados Unidos y la canción fue prohibida por la BBC hasta el 2002; además, muchas tiendas de discos se negaron a vender el single temiendo ser responsabilizados por alguna muerte.

 

LA GRAN DEPRESIÓN DEL COMPOSITOR

 

Rezső SeressRezső Seress

Durante la Segunda Guerra Mundial, Seress fue llevado a un campo de trabajo nazi al que sobrevivió. Después de eso, trabajó en el teatro y el circo, donde fue trapecista. Más tarde regresó a escribir canciones, aunque nunca tuvo otro éxito tan grande como “Gloomy Sunday”.

De hecho, la historia dice que cuando la canción se convirtió en un éxito, Seress intentó reconciliarse con su ex que la inspiró. Poco después, oyó que dicha ex se había envenenado, dejando una copia de la partitura de la canción cerca de su cuerpo. En otras versiones de la historia, se dice que solo dejó una nota con dos palabras: “Gloomy Sunday”. El propio Seress se suicidó en 1968, primero saltó desde la ventana de un edificio de apartamentos en Budapest, hecho al que sobrevivió; y una vez en el hospital se ahorcó con un alambre.

Seress escribió sobre sus conflictos emocionales con respecto a su morbosa obra maestra: “Estoy en medio de este éxito mortal como un hombre acusado. Esta fama fatal me duele. Lloré todas las decepciones de mi corazón en esta canción, y parece que otros con sentimientos como el mío han encontrado su propio dolor en ella.”

 

EL MISTERIO DE GLOOMY SUNDAY

 

Se han escrito muchas canciones tristes. Muchas. También canciones que tal vez no son tan lúgubres pero que tocan el tema del suicidio. Algunas son señaladas de haber causado muertes, sin embargo, la mayoría de estos casos son incidentes aislados. ¿Por qué Gloomy Sunday es la canción con más suicidios en su historial? ¿Quizá es porque dos hombres, cada uno sufriendo por distintos problemas, transmitieron su desesperación a los vulnerables oyentes a través de esta melodía?

Si no fuera por esta canción, ¿esas personas se habrían quitado la vida, o la canción los llevó al límite?

¿Podría ser que ‘Gloomy Sunday’ fue creada con la combinación perfecta de elementos para dar la bienvenida al suicidio? ¿Cuáles son esos elementos? Quizá la idea del suicidio como una manera de reunirse con un ser querido en el “otro lado”, inspira cierta esperanza. El misterio de esta canción aún permanece sin resolverse, pero al menos no se han reportado más muertes relacionadas con la canción en los últimos años.