Chespirito y Florinda. A lo largo de nuestra vida, principalmente en nuestra niñez y adolescencia, todos hemos crecido viendo series, tan arraigadas en nuestra cultura y tradición, al menos para todos los de Hispanoamérica; programas entrañables, como “El chavo del ocho”, “El chapulín colorado”, etcétera.

Todos conocemos al creador de estos personajes y autor intelectual del guión de estas historias que han dejado valores a muchas generaciones a  lo largo de todo el mundo, Sin embargo, pocos saben que don Roberto Bolaños  optó por la carrera de ingeniería, estudió en la Universidad Autónoma de México. Pero por azares del destino o tal vez porque el sabía muy bien que su talento no echaría frutos por ese camino, no concluyó los estudios. Sin duda, el arte que lleva en la sangre, esa comicidad innata y la visión de transmitir un mensaje a millones de personas, fue el motivo que cambió su destino para siempre. Así, la vida le tenía deparada un destino diferente que lo convertiría años después el mejor comediante del milenio que pasó.

El popular Chespirito, nació el 21 de febrero de 1929 en la ciudad de México. Hijo de Elsa Bolaños Cacho Aguilar y Francisco Gómez Linares. En realidad, “Chespirito” es un diminutivo de Shakespeare, fue el director de cine Agustín Delgado quien lo bautizó así por su corta estatura y su impulso enloquecido por escribir piezas; por esos años, cuando Chespirito daba sus primeros pasos en la escena pública fue motivo suficiente argumento para ostentar ese nombre.

La polémica relación entre Chespirito y Florinda

Si tuviéramos que resumir la esencia de la relación que unió a Chespirito y Florida Meza, mejor conocida como doña Florinda, sería utilizando las mismas palabras del genio de la comicidad mexicano “Me costó conquistarla ya que estuve como cinco años correteándola para que ella me aceptara. El primer beso fue durante una gira con el elenco en Chile y de ahí para adelante, nadie nos separó”.

Una de las relaciones más polemicas en el mundo de espectáculo, fue la de Roberto Gómez Bolaños  “Chespirito” y Florinda Mesa  “doña Florinda”. La química o los primeros indicios de esta relación surgieron durante las grabaciones del programa “el chavo del ocho” en la década de 1970. Por ese entonces, Doña Florinda era una rubia estupenda  de 22 años, y Chespirito, un comediante consagrado  de 42 años que estaba a punto de hacer historia en la televisión con su sagacidad de personajes inolvidables.

A pesar de la gran diferencia de edad, y considerando que Doña Florinda, supuestamente, era la novia oficial del recordado “Quico”, cuyo nombre real es Carlos Villarán. Esto no fue impedimento, ni las críticas de la prensa, ni la posibilidad de asentar una enemistad con su compañero que trabajo que podría perjudicar a todo el desarrollo de los programas de televisión.

¿El chavo le robó la novia a Quico?

El inicio del romance fue muy complicado, tuvieron que luchar contra la corriente, la prensa, el qué dirán, las miradas reprobadoras durante los rodajes, etc. En primer lugar, estaba la fama de mujeriego de Chespirito, sumado al hecho de que estaba casado y tenía  seis hijos con Graciela Fernández. De igual modo, cuando brotaban las primeras facetas del amor entre Chespirito y Doña Florinda no lo tuvieron nada fácil. Por esa época, Florindaera la novia de un prometedor actor que también estaba en el elenco de “El chavo del 8”: Carlos Villagrán, a quien el mundo conocería como  “Quico” años después.

A pesar que tuvieron que enfrentarse a diversas circunstancias negativas y todo parecía que la presión mediática y los interminables dimes y diretes acabarían con la relación, esto no fue así. Las tensiones en el set no empañaron el éxito de la serie, sin embargo, era claro que Chespirito y Villagrán mantendrían una relación marcada por cercanías y alejamientos. En una entrevista que realizaron a Quico el confesó que “Florinda era mi novia y Roberto me pidió que terminara la relación porque la cadena no veía bien los romances entre artistas  de una misma serie, corríamos peligro de ser expulsados. Después me enteré  de que ellos tenían un amorío”. Hecho que se difundió por todos lados e incremento las miradas juiciosas hacia la relación, Chespirito le había quitado la novia a Quico, había jugado sucio, al menos eso creían la mayoría de personas.

 

Chespirito fue acusado de dejar a su familia

Por otro lado, Chespirito terminó separándose de su esposa con quien llevaba 23 años de matrimonio. Se presume que la carga del trabajo, así como las giras en  todo México  y el extranjero lo acercaron más a Florinda, sin que él se percatase y al mismo tiempo lo distanciaba de su esposa. Por su lado, Graciela, la madre de todos los hijos de Chespirito, manifestó en una entrevista que  sufrió mucho con la separación porque fue un matrimonio lleno de felicidad.

La historia de amor de la pareja  fue punto de controversias, al mismo tiempo que señalaban a Florinda de “robamaridos” y a Chespirito de un padre que abandonaba a sus hijos y a su esposa; sin embargo, Chespirito siempre gritó su amor por Florinda a manera de broma. “Me costó conquistarla, ya que estuve como cinco años correteándola para que ella me aceptara. El primer beso fue durante una gira con el elenco en Chile y de ahí para adelante, nadie nos separó”. Aunque los primeros años de relación, la pareja evitaba actos públicos, con el paso de los años la familia, la prensa, la sociedad asimilaron la vida en pareja de los dos actores.

Todo el mundo prestó más atención a los programas de televisión que llevaron a Chespirito al estrellato y le ganaron fama mundial, era imposible creer que el personaje que se exponía a través de personajes en dichos programas, en su vida real, afrontaba muchos juicios sociales y reprobación de medio mundo. Sin embargo, todos nos acostumbramos, y el gran éxito de sus producciones terminó opacando su vida personal. Pero ahora ya lo sabes, Chespirito no fue del todo un ejemplo a seguir.

Nunca tuvieron hijos Chespirito y Florinda

Pese a que mantuvieron una relación de muchos años que solo separó la muerte, Florinda Meza y Chespirito nunca tuvieron hijos. Los motivos fueron que don Roberto ya estaba vasectomizado cuando empezó su historia de amor. Aunque Florinda le hablo del tema y le comentó que era posible revertir la vasectomía, la respuesta de Chespirito fue siempre que no. Le explicó sus razones porque no quería hacerlo, y eso bastó, era un deseo de Florinda; pero no podía hacer, ella lo había aceptado así.

No fue sino hasta el 2004 donde los actores contrajeron matrimonio, tras varios años de relación personal y laboral. Después de la ceremonia de boda, un periodista le preguntó a “Chespirito” que lo había motivado a casarse por segunda vez: “pues Florinda”, respondió don Roberto. A lo que Florinda completó la frase “es  que yo le había pedido un autógrafo”.

Una de las relaciones más mediáticas. Pues, estamos hablando de un genio de la comicidad, tal vez el más grande del siglo anterior, que se vio envuelto en muchos apuros y problemas por enredarse con la novia del mejor amigo del Chavo en la serie, Quico. Pero ya todos conocemos la respuesta eterna de Chespirito cuando es acusado por alguna infracción, “Es que fue sin querer queriendo”.