A más de 50 años del asesinato de John F. Kennedy aún permanecen muchos cabos sueltos y persiste un gran misterio en relación a este hecho. Muchos sostienen la teoría que fue asesinado por la propia CIA de Estados Unidos, porque John F. Kennedy iba a revelar “información secreta”, otros acusan a la mafia de estar detrás de esta muerte, otros aseguran que un propio agente de seguridad lo mato siguiendo órdenes superiores de los altos mandos del gobierno, etcétera.

Aunque  Lee Harvey Oswald, fue sindicado como el principal sospechoso, purgó condenado y sometido a una inacabable investigación, nadie se tragó fácilmente el cuento que nos vendieron los grandes poderes de Estados Unidos.

Es muy difícil comprender como es posible que hasta la fecha no se haya esclarecido esta muerte, si hablamos de un presidente del país más poderoso del mundo, en alusión a Estados Unidos. ¿Será que el gobierno sabe la verdad pero oculta la verdad al mundo? ¿La muerte de John F. Kennedy fue ordenada y provocada para evitar que revele secretos clasificados al mundo?

A continuación, te explicaremos las teorías más aceptadas en torno a este hecho, el asesinato de John F. Kennedy en 1963.

La mafia

Las personas que sostienen esta teoría asegura que los líderes de la mafia Carlos Marcello, Santo Trafficante y Sam Giancana decidieron asesinar a John F. Kennedy. Debido a que, de forma conjunta con su hermano, el fiscal general Robert Kennedy, le declararon intensamente la guerra a la delincuencia organizada en los Estados Unidos, dichas acciones entorpecían los planes de la mafia y no permitían su proceder en tierra americana. Incluso, existe una teoría algo más descabellada que afirma que la propia mafia ayudó a John F. Kennedy en el camino a la Casa Blanca, en forma de financiamiento y perjudicando a los opositores. Sin embargo, una vez que John F. Kennedy asumió el cargo de presidente de Estados Unidos, inicio una serie de acciones y operativos para desarticular a la mafia, actitud que fue considerada traición por los líderes de la mafia, que castigaron el hecho, planeando su muerte.

Los partidarios de esta versión, señalan que el propio Carlos Marcello, de forma singular, confesó al FBI estos hechos, pero la institución decidió mantenerlo en secreto, y hasta la actualidad no existe ningún comunicado oficial, ni lo habrá al parecer.

Carlos Marcello

El nuevo presidente Lyndon Johnson

Otras de las tantas teorías en relación al asesinato de John F. Kennedy, insinúa que el autor intelectual de la muerte fue el vicepresidente por ese entonces Lyndon Johnson, quién tras la muerte de John F. Kennedy y luego de periodo de investigación, acusaciones y duelo nacional, ocupó el lugar en la Presidencia de Estados Unidos. De este modo, Lyndon Johnson fue el más “beneficiado” tras concretarse el asesinato de John F. Kennedy.

Dicha teoría es una de las fuertes, y como no serlo, si postula una grave acusación al vicepresidente de John F. Kennedy, quién como señalan muchos analistas políticos tenia la ambición de asumir la Presidencia a toda costa, incluido deshacerse de John F. Kennedy.

El consultor político Roger Stone, quien es el principal partidario de esta teoría, se basa en una serie de actos de corrupción que, aparentemente, fueron dirigidos por Lyndon Johnson. Decenas de contratos y licitaciones con el Gobierno de Estados Unidos que fueron otorgados a grandes empresas mediante sobornos.

Todas las investigaciones posteriores han ido destapando cada vez más actos de corrupción envueltos con el gobierno de Lyndon Johnson. Según esta teoría, al afán de llegar a la Presidencia para encabezar estos actos y beneficiarse en grandes dimensiones, explicaría la razón del interés de provocar el asesinato de John F. Kennedy, para así sucederlo en el puesto y sacarle el máximo provecho a su condición de presidente.

Lyndon Johnson

La teoría de la CIA

No es la primera vez que la CIA, la más grande agencia de inteligencia a nivel mundial se ve envuelta en hechos de muertes, accidentes provocados o extraños acontecimientos. Esta teoría afirma que se realizó una conspiración para el asesinato de John F. Kennedy.

Asimismo, también se vincula como parte de las responsabilidades y ocultamiento de información al FBI, el Servicio Secreto y hasta el Pentágono. Alrededor de esta hecho se tejen muchas especulaciones, se dice que John F. Kennedy había tenido acceso a los secretos de la CIA sobre contacto con ovnis y vida extraterrestre, y pensaba divulgarlos al mundo, porque consideraba un derecho de todas las personas el conocer la realidad sobre estos hechos, una situación no conveniente para la CIA que pudo haberla llevado a tomar medidas extremas, como desaparecer o exterminar a John F. Kennedy

También se hace referencia a una venganza de la CIA, pues durante la invasión a Cuba de Bahía Cochinos, John F. Kennedy se negó a brindar apoyo militar directo a la operación, y ello causó, según muchos analistas, el fracaso de la operación.

Una versión de esta teoría es que la CIA quería provocar un ataque a Cuba, por ese entonces liderada por el comandante Fidel Castro, enemigo acérrimo de Estados Unidos; querían valerse de un pretexto, simular un ataque fallido al presidente John F. Kennedy, para emprender el ataque militar a Cuba en forma de respuesta.

Se dice que los agentes debían disparar contra Kennedy sin matarlo, pero por error le alcanzaron en la cabeza, siendo fatales.

Luego de repasar las principales teorías en torno al asesinato de John F. Kennedy, sabemos que fue provocado.

La CIA mató a Kennedy

La verdad detrás de la muerte

Aunque hubo una persona que purgó cárcel por el suceso,  Lee Harvey Oswald por ser considerado el principal sospecho del asesinato. Casi nadie se traga el cuento, que John F. Kennedy fue simplemente asesinado por un ciudadano estresado. Todos sabemos de los grandes poderes ocultos en Estados Unidos, que al verse sometidos o sus intereses en peligro, son capaces de todo, hasta asesinar al máximo representante, en teoría, del país.

Todos los expertos y personas con cierto nivel de razonamiento aseguran que el asesinato de John F. Kennedy fue provocado, y que todas las características señalan que fue resultado de una operación de inteligencia sofisticada. El propio hermano de la víctima, Robert Kennedy, al enterarse de la muerte de su hermano, supo que se está enfrentando a un enemigo poderoso. Sabía que no podía confiar en las agencias de seguridad de Estados Unidos, que habían traicionado a su hermano,  la CIA, el FBI o el Servicio Secreto, todas.

Sin lugar a dudas, todos los presidentes posteriores al asesinato de John F. Kennedy, han sido conscientes de lo peligroso que resultaría hacer frente a los pilares del poder de EEUU, como Wall Street, la industria de la energía y el complejo de seguridad nacional

Todo el mundo sabe que, Estados Unidos ha sido un país militarizado desde la Segunda Guerra Mundial. John F. Kennedy fue el último presidente en desafiar a los poderes fácticos de EE.UU y no vivió para contarlo.

Todos los presidentes después de Kennedy sabían del riesgo

Ningún miembro o personas de las élites políticas o de los medios de comunicación de EEUU han estado dispuestos, a raíz del asesinato de John F. Kennedy, a arriesgar su carrera o su vida

La única excepción fue Robert Kennedy, hermano de John F. Kenndy, quien tras el asesinato de su pariente emprendió una investigación y acusación a nivel internacional a los poderes fácticos en Estados Unidos, obtuvo el respaldo de la Unión Soviética y Cuba, por ese entonces. Sin embargo, años después corrió la misma suerte que su hermano.

A manera de conclusión, es probable que nunca sepamos a ciencia a cierta los motivos y procedimientos que orquestaron el asesinato de John F. Kennedy. Pero, lo que si sabemos, es que un gran poder estuvo detrás, y que muchas veces el presidente de una poderosa nación solo es una fachada mediática de diplomacia y democracia, o también puede resultar enemigo peligroso para los verdaderos mandamases del país, como lo fue en su época John F. Kennedy.

También te puede interesar:

¿Qué nos ocultan los gobiernos?

Misterios de la NASA