¿Quiénes son los 4 jinetes del Apocalipsis?

A raíz de los diferentes sucesos catastróficos que se vienen desarrollando en todo el mundo, como el reciente terremoto en México muchas personas acusan estos eventos a algún aviso o castigo provenientes de los cielos. Incluso, los más alarmistas anuncian la pronta llegada de cuatro jinetes Apocalípticos.

La visión de los cuatro jinetes del Apocalipsis puede resultar intimidante y sumamente aterradora, muchos lo asocian con el fin del mundo que tendrá lugar luego de sucesos altamente catastróficos que se apoderarán del mundo. Sin embargo, si analizamos bien la Biblia, podemos obtener otra interpretación que nos deje un poco más tranquilos.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis.

A través de la Biblia y muchos acontecimientos de. la historia moderna, podemos saber qué representa cada jinete. Es muy importante conocer la identidad de cada jinete y dejarnos llevar solo por comentarios de infundados de personas con altas dosis de tragedia.

Los cuatro jinetes del Apocalípsis están descritos en el capítulo 6 precisamente del mismo libro Bíblico, dando lectura a los versos 1 al 8, conoceremos que los cuatro jinetes son descripciones o figuras simbólicas de diferentes sucesos que tendrán lugar al final de los tiempos, es decir, previo al fin del mundo.

Los cuatro jinetes Apocalípticos en cielo mexicano.

PRIMER JINETE: EL ANTICRISTO

El primer jinete es mencionado en Apocalipsis 6:2, donde se hace referencia “Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”. Esta cita se presta a diversas interpretaciones, entre tantas especulaciones la que más aceptación ha recibido es que el primer jinete se refiere al anticristo, a quien se le dará la autoridad y conquistará a todos los que te interpongan en su camino. Según la Biblia, el anticristo es un impostor del verdadero Cristo, quién en medio de tribulaciones regresará en un caballo blanco y dominará al mundo, aplastando a naciones y condenando a los habitantes de la Tierra.

SEGUNDO JINETE: LA GUERRA

El segundo jinete esta descrito en  Apocalipsis 6:4, “Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada”. Esta descripción sin duda hace alusión a gran guerra con consecuencias devastadoras que tendrá lugar antes del final de los tiempos. En nuestros tiempos parece que es imposible cesar los conflictos bélicos, muchos países tienen conflictos que podrían desembocar en guerra, donde inevitablemente, dejan un saldo de miles de muertos. No obstante, esta situación no es actual, si nos remontamos un siglo atrás. En 1914, el mundo entero entró en guerra, algo sin precedentes, nunca antes había sucedido.

Posteriormente, desbordó la Segunda Guerra Mundial, que fue más destructiva que la primera. De acuerdo a los cálculos al respecto de las víctimas, la cantidad de personas que han muerto debido a guerras y conflictos armados desde 1914 asciende a más de 100 millones. Mientras que si nos referimos a heridos, varios millones sufrieron estragos post-guerra de por vida. Este jinete representa la guerra. Como se ve, quita la paz no solo de algunas naciones, sino de toda la Tierra.

Es la primera vez en la historia que la humanidad parece tener el poder suficiente para exterminar a sus propios congéneres. Ni siquiera las organizaciones que supuestamente promueven la paz, como las Naciones Unidas, han podido frenar y controlar el auge beligerante que se observa por todo el mundo

TERCER JINETE: LA HAMBRUNA

La descripción del tercer jinete la hallamos en Apocalipsis 6:5-6, citamos “He aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”.

El tercer jinete hace referencia a una gran hambruna que tendrá lugar en el mundo, es probable a consecuencia de las guerras de gran impacto causadas por el segundo jinete, La desnutrición y penuria se esparcirá por todas la naciones, sin embargo, lujo tales como el vino y el aceite estarán disponibles, pero ello no traerá un efecto positivo, debido a que las personas se disputarán estos recursos y se desatará el conflicto nuevamente.

CUARTO JINETE: LA MUERTE

Finalmente, el cuarto jinete está descrito en Apocalipsis 6:8, “Miré, y he aquí un caballo amarillo y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”. El cuarto jinete solo tiene un objeto o finalidad, traer la muerte, es símbolo de devastación, representa la última estocada de los tres jinetes previos. El último jinete recrudecerá la hambruna y traerá más guerra, sumado a terribles plagas, epidemias y enfermedades. Sin embargo, lo que más miedo encarniza es que en un fragmento del Apocalipsis señala que los cuatro jinetes son sólo “precursores” de juicios y escenarios que ocurrirán posteriormente en el marco de la Tribulación, mencionado en Apocalipsis capítulos 8 y 9, y 16.

Los cuatro caballos de los jinetes Apocalípticos.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis.

Sin embargo, para concluir es muy importante resaltar que existen diversas interpretaciones del Apocalipsis, donde son partícipes los cuatro jinetes anteriormente descritos.

Los preteristas conciben los hechos del Apocalipsis asociados a acontecimientos del Siglo I.

Los idealistas visualizan el Apocalipsis como una alegoría del combate entre el bien y el mal.

Los historicistas señalan que el Apocalipsis se aplica a la historia de la Iglesia en general.

Los Futuristas sostienen que el Apocalipsis es un largo proceso histórico que sucedió en el futuro. . Los Futuristas comparan los personajes del Apocalipsis con personajes de la Historia. Para ellos los cuatro jinetes del Apocalipsis podrían interpretarse como personaje que traen destrucción al mundo, por ejemplo, Adolfo Hitler, quién es sindicado responsable de millones de muertes en el siglo XX.