¿Quién no ha oído de niño la asombrosa el Yeti o también conocido como el abominable hombre de las nieves, son muchas las historias que se entrañan alrededor de este personajes, hombre que aseguran con gran convicción haberlo vistos, victimas desaparecidas extrañamente en las montañas de los Alpes y diversas pistas o huellas amorfas que no pertenecen a ningún animal conocido, que podrían dar crédito a la existencia del Yeti.

Son muchas las interpretaciones y adaptaciones que este personaje ha logrado a través de los años. Desde cuentos para niños, documentales y películas llevadas al cine que intentan explicar el origen del escalofriante Yeti, sin embargo, si es cierto que existió en alguna época, ¿puede seguir con vida hasta la actualidad? ¿Es parte de una especie oculta no contactada que ha logrado perdurar hasta nuestros tiempos?

La finalidad de este artículo es explicarte algunas cuestiones que encierra la leyenda oculta del Yeti, el abominable hombre de las nieves, y la relación con el extraño homínido llamado “Pie grande”.

En todos los países, perduran leyendas de criaturas extrañas que aterrorizan a los humanos y generalmente son catalogados como seres agresivos, sin embargo, no podemos concluir en ellos. Es natural sentir miedo al oír de ellas, pero tal vez es el propio hombre quien busca invadir su espacio y estos seres solo reacción en defensa propia o por la impresión del contacto con humanos.

Historia y origen el misterio del Yeti

Se dice que mucho antes de la llegada de los budistas a esa región del mundo, los nativos de esa época rendían culto a quien ellos consideraban “al ser de los glaciares” como un Dios de la cacería. Los vestigios encontrados revelaron que este ser tenia forma de primate y empleaba herramientas rusticas para conseguir sus presas. Este tipo de mitos fueron derrumbados con la llegada de los budistas, sin embargo, estos hombre de religión también conocían la existencia de extraños seres semejantes al hombre que habitan las nevadas de la cordillera.

Dentro de todas las leyendas existentes, la existencia del Yeti sin lugar a dudas es una de las más misteriosas y apasionantes. La leyenda del Yeti se popularizó con los aventureros que buscaron escalar el Everest desde mediados del siglo XIX. Miles de hombre se lanzaron la búsqueda del Yeti o abominable hombre de las nieves en las gélidas montañas del Himalaya. Entre todas las teorías, muchas de estas personas afirmaron haber visto a lo lejos uno o varios hombres gigantescos, blancos y peludos, durante su incursión por las montañas.

Sin embargo, el origen de la leyenda del Yeti, no deriva precisamente de los aventureros o expediciones por las montañas heladas que difundieron la existencia de estos seres. Según la historia, los habitante del Tíbet, hablan desde hace cientos de años del “Migou”, una criatura que habita o habitaba las montañas gélida y casi nunca se propiciaba el contacto con los hombres.

Asimismo, según los rusos, tejen historias alrededor del “Chuchuna”, una criatura muy semejante a la descripción el Yeti, excepto que en lugar de habitar las montañas heladas de Himalaya, esta sobrevive en las gélidas cordilleras siberianas. En definitiva, son muchas las teorías y versiones sobre estas criaturas de rasgos similares, y cabe considerar que podrían tratarte de la misma especie pero que alcanzo diferentes ubicaciones de población, casi siempre lejos de los humanos.

Teorías sobre el misterio del Yeti

A raíz de muchas investigaciones y exploraciones del lugar, las postulaciones más concordantes señalan que este tipo de criaturas no se tratarían de un primate, sino de alguna especie perdida del oso azul tibetano o el oso pardo del Himalaya, los cuales pueden erguirse en dos pies, y cubiertos por neblina, pueden ser confundidos por hombres de grandes dimensiones.

De igual modo, se explicaría porque casi nunca se han visto grandes grupo, sino solo a uno o dos, podría tratarse de una especie perdida en los glaciares que están alejados de su habitad y divagan en las espesas nevadas de la cordillera en esta región.

Una teoría diferente sobre estas criaturas está vinculada con la teoría del eslabón perdido, la cual asevera que la criatura del Yeti es o fue en realidad o pariente cercano al hombre, pero que su evolución quedo truncada en la historia. Es una criatura que vive aislada desde tiempos remotos de los hombres y su especie tiene pequeñas poblaciones dispersas en la aguda nieve de estas montañas. Respecto a la categoría a la que podrían pertenecer, serían homínidos del pasado como el hombre de Neanderthal o el Gigantopithecus, esta última especie presenta características muy similares a las que describen todo el mundo que asegura haberlos visto.

Esta teoría sostiene que son pequeñas bandas de errantes cazadores que han sobrevivido hasta la fecha ocultándose de la civilización, evitando a toda costa el contacto con los humanos. En ese sentido, podríamos hablar de una especie muy similar a la del hombre pero que frenaron su evolución en algún punto de la historia y han logrado sobrevivir hasta la fecha.

Diferencia entre Yeti, el abominable hombre de las nieves y Pie grande-el misterio del Yeti-

Es cierto que estas tres criaturas comparten muchas similitudes y muchas personas piensan que se trata de la misma, pero no es así, cada una tiene su propia historia, en diferentes contextos y con diferentes rasgos.

La leyenda del Yeti es la más antigua de los tres, como ya menciones su origen está en las montañas el Himalaya y fue inicialmente descrita por los pobladores nativos antes de la llegada de los budistas. Se creía que era una criatura sobrenatural enviada por los dioses para proteger a las criaturas de la montaña.

En cuanto al abominable hombre de las nieves, es un término diferente al del Yeti, en realidad se trata de un error de traducción. En el año 1920 una expedición británica que volvió de escalar el Everest, aseguró haber visto enormes huellas de pisadas en la cima. El periodista que escribió la historia sobre el hecho mal interpretó los adjetivos o simplemente su intención fue causar sensacionalismo y lo bautizó con el epíteto de “abominable” que perdura hasta la fecha.

De ese modo, el origen del Yeti y abominable hombre de las nieves, es muy similar y podría tratarse de la misma criatura. Sin embargo, esto no ocurre con el llamado Pie gran, que es totalmente diferente. Pie grande es una criatura que fue avistada por primera vez en los frondosos bosques de al norte América. Las apariciones frente a testigos vienen desde el tiempo de los indígenas locales. En el año 1950 un hombre descubrió enormes huellas de pisadas que no podían ser identificadas por la razón y contacto con los medios de comunicación, que popularizaron este hecho a nivel mundial, pero estas huellas ya eran conocidas por los pobladores, quienes lo llamaban Pie grande desde hace décadas. La teoría más aceptada es que puede tratarse de un Gigantopithecu, un primate asiático del tamaño de un oso que supuestamente se extinguió hace 300 mil años, pero uno nunca sabe.

 

Conclusiones

Finalmente, aunque es poco probable que una antigua especie primitiva sobreviva hasta nuestra época en las montañas heladas o bosques profundos. Hasta la actualidad, hay muchas expediciones intentando dar con la prueba definitiva que si existen y si es posible capturar uno vivo para mostrarlo al mundo. Esporádicamente aparecen fotos o vídeos en alusión a estas criaturas, pero terminan siendo falsas o trucadas. A pesar de ello, es muy excitante y misterioso imaginar la existencia de estas criaturas que a pesar de los años y tribulaciones de la naturaleza han logrado perdurar ocultos a través de los siglos.

También te puede interesar:

Maldiciones de los gitanos: mitos y leyendas

Hoia Baciu, el bosque infernal de Transilvania

El origen de la leyenda de El Dorado