Considerado entre los músicos más importantes de la historia, la carrera de Frank Sinatra fue intachable. Su reputación fue la de un incansable trabajador y un caballero. Lo que muchos no saben es que las balas se encargaron de mantener su popularidad intacta.

Nacido en Hoboken, Nueva Jersey, Sinatra tuvo contacto con el crimen organizado desde temprana edad. Fue precisamente un amigo de la infancia quien lo llevó a codearse con los más notorios capos de la época.

Aunque su afiliación con la mafia lo llevaría a convertirse en una figura temida, este no sería el inicio de su vida criminal. En 1936 con solo 23 años fue arrestado bajo el cargo de adulterio, algo que en la época era penado por la ley. Su detención no tuvo mayores repercusiones en su carrera o su vida.

UN HOMENAJE A LA CUBANA

Frank Sinatra (centro), junto a los mafiosos norteamericanos Joe y Rocco Fischetti, en el bar habanero Sloppy

Frank Sinatra (centro), junto a los mafiosos norteamericanos Joe y Rocco Fischetti, en el bar habanero Sloppy

El año es 1947 y Sinatra es invitado a Cuba como parte del entretenimiento de un evento privado. Lo que el cantante no sabía era que los peces gordos del sindicato del crimen eran los encargados de la organización. Tampoco sabía que su nombre sería usado para darle un aire de respetable legalidad a la reunión. Se dijo que era un homenaje a Sinatra que para la fecha ya era un reconocido cantante.

Este encuentro llevó a una amistad entre Sinatra y miembros de la mafia, más tarde la amistad le sería de utilidad. Sinatra se encontraba en medio de una disputa, buscaba finalizar el contrato con la banda donde hacía las de vocalista. El director de la banda le negó la petición en múltiples ocasiones. Seguir atado al contrato significaba que no podría iniciarse como solista. Cansado de la espera y con pistola en mano, obligó al director a dejarlo ir. El incidente se convirtió en un secreto a voces.

INTIMIDANDO A LA PRENSA

Sinatra era un hombre de orgullo, la idea de tener sus asuntos privados en la prensa le causaba profunda molestia. Se comentaba que Sinatra era un esposo maltratador además de un alcohólico impredecible, pero nadie se atrevía a escribir al respecto.

Los periodistas que se atrevían a cuestionarlo recibían amenazas de muerte. La intimidación sirvió para mantener la imagen de perfecto caballero que sigue vigente en el imaginario del colectivo.

UN HOMBRE CON UNA CAUSA

Kennedy y Sinatra, 1960Kennedy y Sinatra, 1960

En 1944, Sinatra comienza a mostrar interés por la política y las causas sociales. Su exitoso programa de radio “The Frank Sinatra show”, que seguiría al aire por 14 años, el cantante aprovechaba para demostrar su apoyo al partido demócrata. Sus generosas donaciones le ganarían la amistad de personas poderosas como Ronald Reagan. A pesar de ser apreciado por los demócratas, serían sus conexiones con la mafia lo que lo volvería de utilidad para el partido.

El joven John F. Kennedy necesitaba ganar las primarias en Virginia Occidental y solo entonces tendría asegurada la candidatura demócrata. El cantante no solo consiguió los fondos sino que aportó la mayoría de los fondos para la campaña. Todo esto con la ayuda de su amigo Sam Giancana, un capo que se mantendría cerca de Kennedy. La intención del capo era cobrar el favor de vuelta.

SINATRA VS. BRANDO

Sinatra y Brando en 'Guys and dolls'

La prensa no serían los únicos intimidados por el cantante. Nadie sabe a ciencia cierta cómo comenzó la disputa entre estos dos grandes de Hollywood, pero el desenlace puede catalogarse como  turbio. Sinatra aprovechó cada oportunidad posible para manifestar su odio por el actor, incluso lo catalogó como sobrevaluado en plena ceremonia de los Oscar donde Brando recibiría un premio.

En 1955 ambos participarían en el musical “Guys and Dolls”, Brando reconoció que carecía de talento para el baile y el canto por lo que solicitó la ayuda del experimentado Sinatra. El cantante se negó por completo a la petición y eso dio inicio a una serie de desencuentros durante las grabaciones.

Brando se esforzó por hacer de la película una experiencia poco placentera para Sinatra. Como parte de su saboteo, Brando insistía en hacer múltiples tomas cuando era sabido que Sinatra insistía en hacer una sola. El actor se detendría poco después tras ser asaltado por dos atacantes no identificados. Se cree que los malhechores fueron enviados por Sinatra, pero esto no se pudo confirmar. Brando no volvió a hablar públicamente sobre el cantante.

LA VENGANZA INCOMPLETA

Venganza incompleta de Sinatra

En 1992 Woody Allen deja a su esposa Mia Farrow por la hija adoptiva de ambos, Soon Yi. Farrow mantenía una estrecha relación con Sinatra tras estar casados por dos años. Ofendido por el desplante, saltó a la defensa de Farrow. El cantante contactó a sus viejas conexiones, la orden era la de matar a Allen. Este incidente no llegó a mayores pues el mundo del crimen ya no era el mismo.

Y es así, que este reconocido artista no sólo debió el éxito de su carrera a su incuestionable talento. Como muchos otros artistas, ha hecho falta la intervención de algún “empujoncito adicional” que facilite su camino hacia el estrellato.