El canibalismo es tabú en la sociedad occidental, pero no por ello deja de ser una actividad practicada. En el continente africano, existen registros de grupos aborígenes que consumían la carne de sus enemigos. Las tribus aborígenes de Suramérica tienen un historial de consumir las cenizas de los suyos como parte del ritual funerario. El canibalismo se considera algo propio de grupos no civilizados, es por ello que se cataloga como uno de los crímenes más escandalosos.

No hay forma de predecir el comportamiento de un caníbal ni sus motivaciones. Algunos son llevados por la curiosidad, otros por la ira y algunos casos no es más que una venganza contra la sociedad. Este grupo de asesinos seriales tienen algo en común, todos coinciden en su predilección por ingerir carne humana.

 

El Caníbal de Rotemburgo

 

Armin Meiwes, también conocido como “El Caníbal de Rotemburgo” es el caníbal más conocido de Alemania, su caso causó desconcierto en la rígida sociedad alemana. Su infancia estuvo marcada por la ausencia de su padre y el carácter controlador de su madre, también por el deseo sexual hacia un hermano imaginario. Todo esto pareció desaparecer una vez ingresó al ejército, pero al ser dado de baja, su inestabilidad se hizo evidente.

Meiwes consideraba que comerse a otra persona era la más grandiosa forma de unión y esto lo llevó a una búsqueda por ese compañero ideal. En internet solicitaba personas que quisieran ser comidas, varios voluntarios se ofrecieron, pero en el último momento se mostraban inseguros de querer proceder. Al notar sus dudas, Meiwes los dejaba ir sin hacerles daño, esto ocurrió en varias ocasiones hasta que conoció a Bernd Brandes, su primera y única víctima.

Tras una serie de encuentros, Brandes finalmente le pidió a Meiwes que le amputara el pene y juntos lo comieron después de cocinarlo. El caníbal procedió a matar a Brandes y descuartizarlo, todo esto con el consentimiento de la víctima. Tras ser capturado por la policía, Meiwes demostró no tener ningún tipo de enfermedad mental y al contar con el permiso de Brandes para matarlo, el caso se convirtió en un dolor de cabeza para la justicia alemana.

El caníbal de Rotemburgo fue sentenciado a cadena perpetua con el cargo de homicidio convenido, sus abogados siguen peleando en corte para conseguir una sentencia más corta. Mientras tanto, en internet al menos un centenar de personas se ofrecen mensualmente para ser comidas por Meiwes.

Canibalismo Moderno

Armin Meiwes durante su juicio

 

El Carnicero de Rostov

Considerado como el mayor asesino serial de la extinta Unión Soviética, Andrei Chikatilo ganó su reputación tras cometer 52 atroces crímenes. Nacido en lo que actualmente se conoce como Ucrania, Chikatilo tuvo una infancia llena de carencias en condiciones de pobreza extrema. Su madre constantemente lo asustaba con el relato de cómo se habían robado a su hermano mayor para comérselo, esta práctica que era común en la zona debido a la pobreza post-guerra, creó un gran impacto en el hombre y determinaría su vida adulta.

Chikatilo era un académico, logró tres maestrías y un puesto como profesor en uno de los mejores institutos de Ucrania. Sin embargo, no era respetado por sus alumnos quienes se burlaban constantemente de él. Terminó perdiendo el trabajo tras abusar sexualmente de varios alumnos como forma de venganza. Su fijación malsana con los niños lo llevó a secuestrar a una pequeña niña en una estación de tren, esta sería su primera víctima.

La policía y la KGB lograron capturarlo después de años de persecución. Confesó haber matado a 52 mujeres y niños, indicó con detalles cómo los atraía hacia su cabaña en el bosque y cómo los mataba. También confesó el haber consumido partes blandas de los cuerpos y haber mutilado a las víctimas con sus propios dientes. Fue sentenciado a la pena capital y su ejecución se llevó a cabo en febrero de 1994.

Canibalismo ModernoAndrei Chikatilo, conocido como “El Carnicero de Rostov”

 

El Poeta Caníbal

Los índices de criminalidad en México son de los más altos del continente, los carteles de la droga han convertido a este país en uno de los más violentos del mundo y aunque parece que ya nada puede sorprender a los mexicanos, el poeta caníbal demostró lo contrario. Fue descubierto tras la denuncia de parte de los familiares de su esposa. En un armario se encontró la caja torácica de su esposa y en el refrigerador partes del cuerpo conservadas para ser consumidas más tarde. Al momento de su captura se encontraron restos del antebrazo a medio comer.

José Luis Calva era conocido por vender sus poemas en México D.F., fue el escritor de 10 libros y varias decenas de poemarios. Nunca realizó una confesión sobre su crimen, pero la evidencia fue suficiente para convertirlo en el responsable de la muerte de una ex novia y una trabajadora sexual. En su casa mantenía una fotografía de Anthony Hopkins interpretando a Hannibal Lecter, el famoso caníbal de ficción.

En diciembre de 2007, a dos meses de su captura, fue enviado a un centro de reclusión en México. Su estadía en el centro penitenciario fue corta, a los pocos días de su encierro fue encontrado ahorcado en su celda. Familiares Calva alegan que fue asesinado, pero no existen evidencias que apoyen esta teoría.

Canibalismo ModernoJosé Luis Calva en México

 

El Caníbal de Rouen

Nicolas Cocaign es quizás el huésped más peligroso de la prisión de Rousen. Lo que comenzó como un inofensivo desacuerdo entre compañeros de celda, terminó por sumarle 30 años a la sentencia de Cocaign. En un ataque de rabia, el prisionero atacó con una tijera a su compañero. Lo apuñaló una docena de veces y además lo asfixió con una bolsa de basura para asegurarse de que estuviera verdaderamente muerto.

Se debatió sobre qué hacer por un momento y llevado por la curiosidad, con la ayuda de una cuchilla, abrió el abdomen del hombre. Tomó un pedazo de sus pulmones y lo preparó con cebolla en una hornilla que tenía en la celda. En el juicio posterior al crímen, Cocaign confesó que disfrutó matar y comerse a su víctima. Según el hombre, la carne humana tiene un sabor similar al ciervo y es igual de suave.

Canibalismo ModernoNicolas Cocaign durante su juicio

 

El Carnicero de Milwaukee

 

A diferencia de los personajes de esta lista, Jeffrey Dahmer gozó de una buena infancia con una familia estable y padres que lo apoyaban constantemente. Desarrolló un problema de alcoholismo desde su adolescencia, esto le costó su estadía en la universidad y luego en el ejército. Tenía solo 18 años cuando cometió su primer crimen y mantuvo los restos de la víctima por algunos años antes de deshacerse de ellos definitivamente.

En un lapso de 27 años, asesinó un total de 17 hombres y muchachos. Su modus operandi consistía en seducir a sus víctimas, llevarlas a su casa donde los drogaba para luego matarlos y procedía a tener relaciones sexuales con el cadáver. Luego iba desmembrando los cuerpos mientras capturaba en fotografías el proceso. Conservaba la cabeza o los genitales como una especie de trofeo.

Los terribles actos cometidos por Dahmer han inspirado películas y libros. Es considerado entre los asesinos seriales más macabros del mundo. Su falta de arrepentimiento e inexistente empatía lo convirtió en un caso de estudio para el FBI, quienes basarían sus perfiles criminales en él. Estando en la prisión, fue asesinado por un joven esquizofrénico con un golpe mortal en la cabeza, la misma forma como él asesinó a su primera víctima.

Canibalismo ModernoJeffrey Dahmer en una de las múltiples veces que fue detenido

 

Autor: Melany Moncada