Mucho se ha dicho a lo largo de la historia de la terrible figura de Adolf Hitler. Es bien conocido por sus múltiples crímenes de lesa humanidad y su cruenta masacre hacia el pueblo judío. Sin embargo, también es recordado por su encanto magnético y la elocuencia con que cautivó a las masas.

La tragedia pareció estar a su lado durante toda su vida, hasta su fatídico final, cuando, al verse asediado por sus adversarios, se suicidó. Este manto de oscuridad que lo acompañó en vida, también cubrió a sus seres cercanos, incluyendo a sus amantes.

Estas mujeres no escaparon del destino trágico del Führer y en sus últimas horas de angustia y desesperación, todas ellas recurrieron a la misma salida: el suicidio. A lo largo de la historia ha habido mucha especulación acerca de las razones que las llevaron a tomar una decisión tan radical y al papel que pudo haber tenido Hitler en todo esto.

EL GUSTO POR LAS LOLITAS Y EL INCESTO

Todo en Hitler parece ser cuestionable: desde sus radicales creencias hasta sus cruentos métodos y por supuesto, su gusto por las mujeres. Su inclinación por mujeres mucho menores que él (hasta 20 años), así como la relación incestuosa que sostuvo con su sobrina han sido constantemente criticadas a través de la historia.

LAS RAZONES DE SUICIDIO PARA LAS CUATRO AMANTES DEL FÜHRER

  1. Mimi Reiter, quien era 20 años más joven que Hitler, intentó suicidarse cuando su amado la dejó para dedicarse a su carrera política. Esto ocurrió debido a las duras críticas que esta relación generó en la prensa y que perjudicaban su imagen como político.

Amorios del Fuher

  1. Geli Raubal, también 20 años más joven que Adolf, sostuvo una relación íntima con su tío, que generó mucha polémica por su carácter incestuoso. Tras una discusión entre ambos, Geli acabó con su vida al dispararse con una pistola de Hitler. Una vez más, este hecho fue utilizado por sus adversarios políticos para desacreditarlo.

Amorios del Fuher

  1. Unity Mitford, 15 años menor que Adolf, sostuvo una relación afectiva con éste y era la más ferviente admiradora del nazismo. Quedó en estado vegetal, al intentar quitarse la vida con un disparo, después de enterarse de que su amado estaba en guerra con su país de origen, Londres. No pudo aguantar las emociones encontradas entre su amante, su familia y su país.

Amorios del Fuher

  1. Eva Braun, 13 años más joven, es la mujer que tuvo la relación más longeva con Hitler. Intentó suicidarse sin éxito varias veces por causas amorosas, hasta que años más tarde (cuando ya era esposa oficialmente del Führer) terminó su vida tomando cianuro.

Amorios del Fuher

 

Sin duda alguna, estas relaciones que mantuvo Hitler fueron de gran intensidad y de una irrefrenable pasión. Al parecer, las mujeres que se involucraban con él lo adoraban con tal fervor que estuvieron incluso dispuestas a morir en nombre del amor.

Según los testimonios de sus allegados, la manera de amar de Hitler era perturbadora, obsesiva, controladora y posesiva. Atormentaba a sus amantes con sus deseos de control y posesión, así como con sus celos enfermizos. Sólo Eva Braun aguantó los desvaríos del Führer durante los 16 años que duró su relación.

EL MATRIMONIO: PACTO DE AMOR Y MUERTE

Braun, la única de sus amantes con quien Hitler contrajo matrimonio, debió pagar un alto precio en nombre de su amor por el Führer. En 1945, cuando éste se vio asediado por sus enemigos en su búnker de Berlín, Eva tragó una cápsula de cianuro que terminó con su vida. Mientras que Adolf Hitler, el dictador, el hombre y la leyenda, terminó su vida con un disparo letal.

amorios de Hitler

De esta manera, el líder Nazi se refirió al referido episodio suicida en su testamento: “Mi esposa y yo, a fin de escapar de la vergüenza de la retirada y la capitulación, hemos elegido la muerte”. Los fieles nazis cumplieron la última voluntad de su jefe, incendiando los cuerpos, sellando con las llamas el final de un amor descabellado.