¿Alguna vez te has preguntado cómo será el fin del mundo?, ¿cuándo se dará?, ¿cuál será la razón? Si hay algo que el ser humano ha logrado concretizar a lo largo de su existencia, es que todo, absolutamente todo, tiene un final. Es imposible, por ende, suponer que el mundo y la humanidad como la vemos existirán siempre. Ya sea por un gran acontecimiento astral, o por causa humana, no podremos evitar que algún día, todo lo que conocemos y todo lo que somos, ya no estén más.

Hace falta tomarse un momento para meditar todo el significado que esto conlleva. El solo pensar en el final, causa un estado inevitable de angustia. Para empezar, toda la historia, los logros, las delimitaciones geográficas, las memorias, etcétera, desaparecerán. El ser humano se habrá extinto para siempre y, si es que el planeta tierra siguiera existiendo, quedaría solo el tenebroso paisaje de lo que alguna vez fue el hogar de millones de personas. Las calles yacerían desoladas, solo con la imagen apocalíptica de una montaña de cadáveres e inventos humanos que posiblemente permanezcan en funcionamiento, edificios desmoronándose poco a poco, monumentos históricos que alguna vez fueron considerados sagrados, de un momento a otro quedarían olvidados en el ambiente nulo de existencia. Son solo algunos ejemplos de todo lo que implica lo que, evidentemente, no podremos evitar que ocurra.

El cuestionamiento que se debe hacer entonces es, ¿cuál será la causa del fin del mundo? Bien, mucho se ha dicho con respecto a este tema. Se han creado teorías, algunas de ellas con base científica; y otras, con base solo en la suposición y temor popular. Pero todas, totalmente escalofriantes.

A continuación, mencionaremos algunas que se consideran las más inquietantes y probables causas del fin del mundo.

 

El impacto de un meteorito

Uno de los escenarios más tomados por la masa popular, es el que propone que el fin del mundo se dará por el choque de un meteorito contra la tierra. Y es uno de los más probables.

Por el contrario de lo que creen muchos, no sería necesario un meteorito de tamaño descomunal para acabar con la vida en la tierra. De hecho, ¡sería suficiente un meteorito del tamaño de una casa para acabar con la vida de una ciudad entera! Y es que el mayor daño que causa el impacto de un meteorito no es el choque en sí, sino la nube tóxica y venenosa que expande alrededor de su diámetro.

Imagínate, entonces, el daño que puede causar el impacto de un meteorito del tamaño de Nueva York en la tierra. La cantidad de muertos a causa del impacto sería descomunal. Pero lo más terrible vendría después para los que lograran sobrevivir. La nube venenosa sería tan grande y dañina que acabaría con la vida vegetal y animal del planeta en poco tiempo, y los seres humanos que logren sobrevivir, verían su final llegar lenta y dolorosamente a causa de los daños en la piel y la falta de comida y agua. Un tenebroso escenario del fin del mundo.

Impacto de un meteorito

 Una pandemia

No es descabellado, de hecho, es posible, incluso probable, que una gran pandemia acabe con la vida humana en el planeta.

El último registro de una gran pandemia fue la llamada ‘peste negra’, que en el siglo XIV acabó con la tercera parte de la población en Europa. Es, sin duda, una posibilidad escalofriante, planteando un escenario parecido al de muchas películas de ‘ficción’ actuales.

Y, por si piensas que no es una posibilidad que se tenga en cuenta, debes saber que incluso algunos países han desarrollado un plan en caso de darse una pandemia. Los cuales muchas veces no tienen en consideración los derechos humanos más básicos, todo esto con tal de garantizar la ‘contención’.

Tan solo imagínate vivir aquella situación. En caso de estar infectado, ver como tus esperanzas de vivir van desapareciendo mientras las personas buscan alejarse de ti a toda costa; y, en caso de no estarlo, presenciar como tus conocidos o familia se infectan, teniendo inevitablemente que abandonarlos para garantizar tu supervivencia.

Pandemia

El fin del mundo a causa de una guerra nuclear

El hombre ha ido desarrollando a lo largo de la historia artefactos y herramientas de destrucción masiva, hasta el punto de considerarse una posibilidad que el fin del mundo se dé, precisamente, a causa del hombre.

La idea de que el fin del mundo llegue a causa de una gran guerra nuclear o química, tiene su sustento en el hecho de que cada vez se desarrollan nuevas armas y bombas capaces de acabar con una o varias ciudades enteras. En la actualidad, las súper potencias mundiales poseen bombas muchas veces más destructivas que las que fueron lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, en el contexto de la segunda guerra mundial. Esto presupone, que en el caso de iniciarse una guerra de las mismas características, la humanidad corre el riesgo de, literalmente, ‘destruirse a sí misma’.

No cabe duda de que el ser humano jamás dejará de ser, por naturaleza, un ser increíblemente destructivo.

 

Guerra nuclear

Una invasión de otro mundo

Por muy descabellado y fantasioso que pueda parecer, la idea de que el fin del mundo llegue por una invasión extraterrestre es, científicamente, posible, incluso es considerada una de las opciones más probables.

Pero, ¿qué significa exactamente, una invasión extraterrestre? Es, quizás, el tema más abordado en cuestión de ficción y escenarios apocalípticos. Pero, ¿es realmente posible? Solo es cuestión de tratar de entender parcialmente la extensión del universo. La tierra, un planeta del sistema solar, de los millones que hay en la Vía Láctea, que a su vez, es una, de entre la inimaginable cantidad de galaxias existentes. Sería incluso pretensioso intentar convencernos de que es imposible que haya vida más allá de nosotros.

Teniendo todo esto en cuenta, debemos entender la nula posibilidad que tendríamos de resistirnos. Ya que, una civilización mucho más evolucionada que nosotros, capaz de viajar a través de la basta inmensidad del universo, no tendría ningún problema en someternos, aniquilarnos, o usarnos como animales de laboratorio.

Nuestra única esperanza sería esperar que estos ‘visitantes’, dentro de toda su sofisticación y superioridad, tengan presente al ‘amor’ y la ‘compasión’ al igual que nosotros. De lo contrario, sería un seguro y terrible escenario apocalíptico.

Invasión extraterrestre

Un inevitable fin

Estos son algunos de los más probables fines del mundo, cada uno de ellos con un sustento que parece lo bastante lógico como para creer que sea posible. Pero, por definición, aún existe la posibilidad de que ninguno de ellos ocurra. Parece un alivio pensar que quizás ninguno de los escenarios planteados tenga cabida en la realidad, es parte de las probabilidades.

Sin embargo, el mundo y la humanidad están condenados a inevitablemente acabar. Y es que, aunque ninguno de los apocalípticos finales ya mencionados ocurra, hay uno que, tarde o temprano ocurrirá.

El sol, es el gran responsable de que haya vida en La Tierra. Pero es totalmente inevitable que, en algún momento y sin previo aviso, se convierta en una gran estrella roja, acabando indudablemente con todo rastro de vida que pueda haber. Condenando a los humanos que lleguen a presenciar ese momento, a tener poco tiempo para abrazar a sus familias, para luego, en un devastador acontecimiento, morir lenta y dolorosamente, al igual que todo y todos los que lo rodean.

Fin del mundo por el sol

Tómate un tiempo para pensar, cuál de los terribles escenarios, irónicamente preferirías.

También te puede interesar:

Huracanes devastadores del mundo

Los lugares más tenebrosos del mundo

La sociedad secreta más antigua del mundo