Inicio de los sucesos paranormales de la familia:

Lorreine Rita Moran, nació un 31 de enero de 1927, ella tuvo la primera evidencia del don que tenía a los 7 años, cuando le dijo a una monja del colegio católico en el que estudiaba “tus luces brillan más que las de la madre superiora” a lo que la monja respondió – ¿qué luces? Ella le contesto, y la mandaron a rezar como penitencia, luego de este suceso ella decidió guardar en secreto el don que tenía pues sus amigos y familiares no creían lo que decía, muchos años tuvieron que pasar para que Lorreine se refiriera a sus habilidades como “un regalo de Dios”.

Al igual que Lorrein, Edward Warren Miney, o más conocido por el diminutivo Ed, nació en Bridgeport, Connecticut, un 7 de septiembre del año 1926, sus habilidades psíquicas figuraron a muy temprana edad, desde los 5 años el percibía entes a su alrededor, su visión más frecuente era la de una anciana enojada, su entorno se tornaba gélido y en muchas ocasiones terminaba en la cama de sus padres por el terror que estas situaciones le generaban. Creció con la incertidumbre de explicar lo que le estaba pasando, es por eso que cuando joven decidió dedicarse a la busca de explicaciones para estos sucesos.

El inicio del trabajo como los Warren:

Su historia comienza cuando tenían 16 años. Ed, acomodador dentro de un teatro en Bridgeport y Lorreine una adolescente que frecuentaba el lugar junto a su madre. Su amistad fue creciendo gradualmente ya que ambos temían que fueran rechazados por las habilidades que poseían, hasta que Ed fue a la casa de Lorreine y tuvieron una cita formal. Ya de novios Ed le cuenta Lorreine que veía fantasmas y demonios, a ella eso le parecía normal, y es en ese momento ambos creyeron que estaban destinados a estar juntos.

La segunda guerra mundial había estallado y Ed debía ir junto con la armada estadounidense, no habían formalizado aun su noviazgo, pero luego de unos percances que Ed tuvo en la guerra, regreso a Bridgeport y se casaron, la familia debía separarse nuevamente ya que Warren debía regresar a la guerra, producto de su matrimonio nació Judy, la única hija de los Warren. Los gastos de a pequeña se hacían mayores y los Warren debían tomar decisiones para mejorar su situación, Ed era muy bueno con las pinturas y Lorreine percibiendo a entes fantasmales, su curiosidad y necesidad los hizo pararse por horas frente a casas que sentían estaban poseídas o tenía presencia de entes malignos, Ed pintaba los cuadros y ella le mencionaba a los dueños de la casa las presencias y que le ofrecían los cuadros de sus viviendas, ese fue su medio de ingreso por un corto  periodo, hasta que les llego resolver su primer caso paranormal.

Investigaciones destacadas:

En el año 1952, luego de pequeñas investigaciones deciden fundar “New England Society for Psychic Research” (“Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra”), la primera asociación dedicada a investigar fantasmas y a buscar demonios”, esto les trajo muchos detractores ya que mencionaban que los Warren trabajaban con el mismo demonio, a estas declaraciones Ed respondía que cada acto que realizaban tenía su lado científico, mencionando también; “Nadie puede engañarnos diciéndonos que una casa está encantada y salirse con la suya, porque yo soy el mayor escéptico. Tengo que verlo, tengo que escucharlo y tengo que sentirlo con el sentido físico”.

Sus investigaciones los llevaron a recorrer el mundo y una de sus principales visitas fue a la rectoría de Borley. Essex, famosa por ser “La casa más encantada de Inglaterra”.

El caso de Harrisville, en su afán de buscar una casa, Roger y Carolyn Perron adquirieron una casa durante el invierno de 1970, poseía 10 habitaciones en donde las hijas de la familia Perron dormían dos de ellas en cada habitación, las pequeñas usualmente terminaban en la habitación de la hermana mayor ya que “sus hermanas venían arrastrándose hasta su cama, temblando y llorando de miedo.” La familia aducía presencias paranormales, malos olores, cambios de temperatura dentro de la casa, los Warren lograron documentar cada uno de los sucesos teniendo como testigos también a agentes policiales, que presenciaron estos hechos que hasta el momento es el más y mejor documentado de los casos resueltos por los Warren.

Fue tan grande la repercusión de esta investigación que fue llevada a la pantalla grande con el título “El conjuro”.

Los objetos que poseen en el museo de ocultismo:

Este museo fue creado con el fin de guardar los objetos poseídos o que tengas alguna influencia de entes malignos y que la población evitara todo contacto con ellos debido a que las fuerzas que invadían estos mantenían aun la esencia de los seres demoníacos.

El muñeco Shadow, este muñeco a pesar de su aspecto nada aterrador, le pertenecía a Robert Eugene Otto, quien vivía en florida, fue un obsequio de uno de los trabajadores de la empresa familiar, tiene como historial hacer que las personas que la posean tuviera pesadillas y visiones paranormales, llevándolos a la locura. Los Warren tiene una advertencia para fotografiar este muñeco ya que se cuentan que si le toman una fotografía sin su consentimiento te maldeciría.

El espejo de Myrtles Plantaition; esta casona albergaba este espejo y se dice que pertenencia a Sara Woodruff, ellos fueron envenados y según ya leyenda de la zona mencionaban que se deberían tapar los espejos de la casa donde ocurrió el asesinato ya que las almas podían quedar atrapadas dentro de los mismos, este espejo dentro del museo tiene la peculiaridad de tener y mostrar las huellas de Mytles y sus hijos.

La muñeca Anabelle, fue adquirida en el año 1970, por una mujer que quería darle una sorpresa a su hija quien vivía con amigos, estos contaron que cosas extrañas pasaban cuando estaba cerca la muñeca y deciden llamar a los Warren, ellos notaron que la muñeca estaba poseída por un ende demoníaco, así que los Warren deciden llevárselo al museo del ocultismo donde aún se  siente la presencia del ente ya que en muchas ocasiones los Warren encontraron a la muñeca en una posición distinta a la que la dejaron.

Muerte y legado:

Los Warren tiene en su haber tiene más de 4000 mil casos resueltos, Ed deja como principal reconocimiento el de la iglesia católica ya que fue reconocido oficialmente como demonologo por esta sociedad.  Además de dejar cuatro libros de ciencia ficción y un museo con un sinfín de objetos que son considerados poseídos y malditos, que lograron obtener durante los años de trabajo. Murió en el año 2006, a los 79 años dejando un legado para aquellos que aman el ocultismo y amaron su trabajo, sobre todo dejo a su compañera de toda la vida, Lorreine, quien estuvo siempre junto a él,

Por otro lado, Lorrein, también reconocida clarividente y médium, aun continua con las labores que ejecutaba junto a Ed, aun da conferencias sobre los cosos que lograron resolver y cuida del museo del ocultismo junto a si hija.

Los Warren definitivamente una de las parejas que ha calado en la mente de millones de personas en el mundo, no solo por los casos que lograron sin resolver si no también por ese énfasis de la búsqueda de la reconciliación de los hechos paranormales con la ciencia.

Autor(a): Lucía Huillcahuamán.

También te puede interesar:

Robert, el muñeco diabólico que inspiró “Chucky”.

El aterrador caso de la Dalia Negra.

Una triada de objetos malditos que nadie querría en casa.